Mensajes, TV Global »

░ La manera correcta de orar a Dios ░ MENSAJE

Cuando Yeshuah; Jesucristo estuvo entre nosotros nos dio la base para orar a Dios, sin embargo y con el paso de la historia, deberíamos “actualizar” dicha oración, dado que cuando el Maestro nos enseñó a hablar con Papá, lo hizo sin incluirse así mismo y sin incluir la figura del Espíritu Santo de Dios, ya que aún no había sido llevado a la cruz y aún no había hablado con Su Padre para que enviara a un Consolador (el Espíritu de Dios), por lo mismo la forma correcta de orar sería:

Espíritu Santo de Dios, gracias por estar siempre conmigo a pesar de mi, gracias por vivir dentro de mi y por guiarme por la senda estrecha, por levantarme cada vez que me caigo y por extender tu misericordia a mi vida todos los días de mis días. Perdóname por contristarte siempre. Te pido por favor que eleves mis oraciones hasta los pies del trono de mi Padre en su aposento alto, te lo solicito humildemente en el nombre de Jesucristo, el hijo de Dios. ¡Gracias!.

Padre Santo, Dios del universo, mi Creador, Dios Todopoderoso, Papito lindo, te amo porque a pesar de mi, me demuestras tu amor todos los días, me bendices con todo lo que tú sabes que necesito y me das lo que ni siquiera te pido. Gracias por tu Espíritu, que me acompaña siempre, que me consuela en mi dolor, que acaricia mis cabellos mientras duermo y que me pone dulces sueños cada noche. Gracias, porque en las madrugadas me despiertas mediante tu dulce Espíritu de esa manera tan particular que tienes y me haces que te hable y que te confiese lo que no puedo, mis tentaciones, mis debilidades. Y me consuelas en medio de mis lágrimas y me dices: “no te preocupes hijo, ¿lo intentamos de nuevo?“.

Perdóname por quebrantar tus Mandamientos. Perdóname una vez más, me esforzaré para agradarte y para que me permitas ingresar a tu reino algún día, si te place.

Te pido que me ayudes y me bendigas en las áreas de mi vida que tú conoces. Te pido que te encargues de mis viñedos, del mismo modo como yo me encargo de los Tuyos. Perdona a aquellos que me maldicen, se levantan en contra de mi y me injurian, del mismo modo como yo los perdono; perdóname a mi también.

Haz tu voluntad en la Tierra, así como en el Cielo.

¡Señor, confío en ti!

Amén.

 

No olviden jamás que no se ora en voz audible (ni voz bajita, ni en murmullos), se debe de orar mentalmente y en completo silencio, porque los demonios escuchan y pueden interferir con vuestra oraciones.

  • Like!
    4

Comentarios:

Los comentarios están cerrados.


Diseñado por Ilusionlatina