Mensajes, TV Global »

Cemento bajo tus pies|Ricardo Salazar|Predicas Cristianas

Dios le dijo a Adán y Eva: “Sojuzgad la tierra y multiplicaos”, Jehová le prometió a Abraham y a sus hijos que les daría un lugar para ellos, así años después Josué cruzaría el Jordan para obtener la bendición que el Señor les daba; la tierra prometida, un lugar donde fluía leche y miel. El tema es que la tierra juega un papel muy importante, pues es uno de los principales elementos de la creación, sino el más importante, pues todo es polvo, del polvo se hicieron los planetas y el Cosmos entero y polvo somos nosotros y a él volveremos.

¿Qué ha hecho el diablo al respecto de nuestra herencia?, pues; nos la ha robado y no lo hemos notado todavía. El diablo ha suplantado la tierra por cemento, ese; con el que está hecha tu casa, tu oficina o los centros de esparcimiento a los que acudes para “quitarte el estrés de la semana”, ese cemento que hace que te olvides que debes de buscar el rostro de Dios todos los días para no caer en tentación, pues el mundo le pertenece al diablo; acaso lo habías olvidado y tú vives en el mundo diseñado por satanás y te aseguro que la serpiente se ha encargado de que la pases lindo todos los días de tu vida, teniendo bajo tus pies, no precisamente la tierra que por herencia te había dado Dios, sino simple cemento, tan duro como tu corazón, que creyendo que es de carne, está hecho del mismo cemento que pisas todos los días.

Cuando oras, te arrodillas sobre cemento y crees todavía que no te postras ante el diablo, si es el diablo el que te ha dado esa casa, pues en ella se sirve a dos señores, ya que ese hogar es tibio, porque allí se adora a Dios, pero también tienes un altar levantado para satanás, la pregunta sería ¿cuál es ese altar?, tal vez sea tu computador y los lugares por donde deambulas en Internet, tu TV plasma de 70 pulgadas frente a la cual pierdes valiosos minutos y horas, todos los días de tu vida porque te basta que “tú y tu casa sean salvos”, como sino te importara lo que pasa con tus hermanos, que se pierden todos los días porque no les llevas el mensaje de arrepentimiento, por no perderte tu programa favorito, pero un día Dios te lo demandará y no será durante los “comerciales”.

¿Cuál es tu altar en casa?, pues si tu altar fuera solo para Dios, podríamos entender que a pesar que te postras en cemento, ante quien te incas es ante tu Creador.

  • Like!
    1

Comentarios:

Los comentarios están cerrados.


Diseñado por Ilusionlatina