Nuestra visión

Más que nuestra visión, es nuestra actuación en obediencia, la cual se convierte en nuestra visión, que es el sueño de Dios, el mismo que se traduce en cambiar los corazones del pueblo japonés hacia Dios, algo que a todas luces sería casi un sueño inalcansable, pero de eso se trata, porque si lo que anhelas hacer para Dios en esta vida, es realizable, entonces se convierte en una obra tuya, para entregársela hasta los pies del trono de Dios, elevándola como agradable perfume que llega a los cielos, pero si lo que haces, es una “misión imposible”, entonces alegrate, porque viene directamente del corazón de Dios, porque sin El, no podrás llevarla a cabo y precisamente ese es nuestro enfoque.

Dios dijo que en julio del 2017 algo pasará en esta Nación y en eso nos encontramos ahora, trabajando para que todo lo que ha dicho el Señor que ocurrirá, suceda sin retrazo y estamos reclutando soldados e inscribiendo oficiales, a este gran ejército mundial que tiene como sede Tokyo. ¿Tú te apuntas?.

 

           Ricardo Salazar

Lider de la obra asiática de Dios


Comentarios:

Deja un comentario

Usted debe ser conectado para publicar un comentario.

Diseñado por Ilusionlatina